Nuestras alianzas: Sin personas no hay fermentos mexicanos

Compramos y transformamos diversas hortalizas de temporada de este proyecto en diferentes momentos del año ya que, en ocasiones, usamos cultivos distintos para ampliar nuestra oferta de valor. Llevamos trabajando en conjunto desde hace cuatro años. 

Compramos y desarrollamos productos con su concentrado de aguamiel. Hemos intercambiado información relacionada con distintos procesos para desarrollar productos basados en los derivados del maguey con el fin de fomentar la conservación de su cultivo.

Compramos y difundimos la sal fósil que se produce en ese lugar. Este mineral nos llevó a investigar más a fondo sobre sus compuestos bioquímicos ya que, al emplearla en fermentación, provocó reacciones distintas en los vegetales, en comparación con la sal marina. Para Juan Diego es importante que más gente sepa de la existencia de esta sal.

Colaboración comercial escalonada. Trabajamos con distintos agricultores de ese estado y acordamos previamente la planeación de cultivos con los que trabajaremos durante el año a fin de que destinen una parte de su tierra a las hortalizas que requerimos para los alimentos fermentados que elaboramos. Esta forma de trabajo brinda diversidad de vegetales con prácticas agroecológicas para evitar el excedente y que la inversión de los agricultores no esté en riesgo de pérdida. La planeación es conjunta durante todo el año.



Colaboración comercial y desarrollo de producto.

Elaboramos una bebida fermentada similar a la kombucha con cascarilla de cacao que este proyecto nos proporciona. Este insumo se desecha continuamente en esta chocolatería y el fin de este producto es darle uso y valor.

Colaboración comercial y desarrollo de producto.

Desarrollamos una barra de chocolate con miso de maíz junto con esta chocolatería de Fernando Galván. Unimos líneas de comercialización para ofrecer este chocolate al mercado.

.

Nuestros fermentos mexicanos están certificados

Desde enero de 2022, Simbiótica cuenta con Certificación Orgánica Participativa en todos sus productos.

El Sistema de Certificación Orgánica Participativa (SCOP) es un sistema de certificación dirigido a pequeños productores o familias organizadas que producen y comercializan directamente hacia consumidor final a través de tianguis o mercados establecidos.

Este certificado es un reconocimiento oficial de Sagarpa- Senasica que avala la producción y transformación con técnicas o insumos de origen agroecológico. Para él se requiere que se conozca el origen de cada materia prima a fin de que haya trazabilidad de cada ingrediente utilizado.

Para otorgarlo, la autoridad comprueba que se implementen prácticas de manejo, nutrición de cultivos, control de plagas y enfermedades, prácticas de cosecha, transporte, procesado, empacado y etiquetado, etc. según principios y criterios de producción orgánica.

Nuestras alianzas: Sin personas no hay fermentos mexicanos

Vivero Barrera

Compramos y transformamos diversas hortalizas de temporada de este proyecto en diferentes momentos del año ya que, en ocasiones, usamos cultivos distintos para ampliar nuestra oferta de valor. Llevamos trabajando en conjunto desde hace cuatro años. 

Saniz Maguey

Compramos y desarrollamos productos con su concentrado de aguamiel. Hemos intercambiado información relacionada con distintos procesos para desarrollar productos basados en los derivados del maguey con el fin de fomentar la conservación de su cultivo.

Juan Diego Hernández

Compramos y difundimos la sal fósil que se produce en ese lugar. Este mineral nos llevó a investigar más a fondo sobre sus compuestos bioquímicos ya que, al emplearla en fermentación, provocó reacciones distintas en los vegetales, en comparación con la sal marina. Para Juan Diego es importante que más gente sepa de la existencia de esta sal.

Centro Campesino A.C.

Colaboración comercial escalonada. Trabajamos con distintos agricultores de ese estado y acordamos previamente la planeación de cultivos con los que trabajaremos durante el año a fin de que destinen una parte de su tierra a las hortalizas que requerimos para los alimentos fermentados que elaboramos. Esta forma de trabajo brinda diversidad de vegetales con prácticas agroecológicas para evitar el excedente y que la inversión de los agricultores no esté en riesgo de pérdida. La planeación es conjunta durante todo el año.



La Rifa

Colaboración comercial y desarrollo de producto. Elaboramos una bebida fermentada similar a la kombucha con cascarilla de cacao que este proyecto nos proporciona. Este insumo se desecha continuamente en esta chocolatería y el fin de este producto es darle uso y valor.

Colaboración comercial y desarrollo de producto.

Desarrollamos una barra de chocolate con miso de maíz junto con esta chocolatería de Fernando Galván. Unimos líneas de comercialización para ofrecer este chocolate al mercado.

.

Nuestros fermentos mexicanos están certificados

Desde enero de 2022, Simbiótica cuenta con Certificación Orgánica Participativa en todos sus productos.

El Sistema de Certificación Orgánica Participativa (SCOP) es un sistema de certificación dirigido a pequeños productores o familias organizadas que producen y comercializan directamente hacia consumidor final a través de tianguis o mercados establecidos.

Este certificado es un reconocimiento oficial de Sagarpa- Senasica que avala la producción y transformación con técnicas o insumos de origen agroecológico. Para él se requiere que se conozca el origen de cada materia prima a fin de que haya trazabilidad de cada ingrediente utilizado.

Para otorgarlo, la autoridad comprueba que se implementen prácticas de manejo, nutrición de cultivos, control de plagas y enfermedades, prácticas de cosecha, transporte, procesado, empacado y etiquetado, etc. según principios y criterios de producción orgánica.